Saltar al contenido

¿Para qué sirve la sal kosher?

para que sirve la sal kosher
¿Para qué sirve la sal kosher?
5 (100%) 1 vote

La sal kosher es un tipo de sal utilizada tradicionalmente por los judíos. Hoy en día no es solo utilizada por los judíos, también es ampliamente valorada y utilizada por su elevado grado de pureza y su bajo contenido en sodio.

¿Qué es?

Es una sal pura, es decir, sin añadidos o aditivos y es empleada tradicionalmente por los judíos para la salazón de alimentos kosher, es decir, aquellos permitidos por su tradición culinaria y leyes religiosas.

Es una sal de granos gruesos. Se emplea en el proceso de desangrado de las carnes permitidas en la dieta judía, ya que sus leyes prohíben el consumo de sangre y los animales deben ser sacrificados y preparados de una forma específica para desangrarlos adecuadamente. Los judíos suelen salar la carne para secarla y extraer así la mayor cantidad de sangre posible.

Entre las características de la sal kosher se tiene:

  • Es una sal con cristales amplios, razón por la cual absorbe una mayor cantidad de humedad que otros tipos de sal.
  • Se utiliza para condimentar antes, durante y después de cocinar.
  • Se emplea para desangrar la carne de vaca, cordero, pescado y cabra.
  • Suele provenir de las salinas, aunque se pueden encontrar variedades minerales.
  • Se produce compactando la sal para producir enormes escamas.
  • Se disuelve lentamente, por lo que provee sabor sin salar demasiado.
  • Es baja en sodio, aporta 1800 mg de sodio por cucharadita.
  • Se recomienda en recetas con abundantes líquidos.
  • No contiene añadidos como yodo.

¿Para qué sirve?

La sal kosher presenta características únicas, por lo que aporta beneficios diferentes a otros tipos de sal.

Aporta minerales esenciales

Contiene sodio y cloruro, minerales esenciales para nuestro cuerpo porque contribuyen a la conducción del impulso nervioso, la contracción muscular y a la función cerebral.

El sodio presente en la sal se une al agua que se encuentra en nuestro torrente sanguíneo. Si lo hace en grandes cantidades puede aumentar la presión arterial. Como la sal kosher aporta un bajo contenido de sodio, es la opción más saludable para condimentar los alimentos.

A su vez, el cloruro presente en esta sal es empleado por nuestro organismo para fabricar los ácidos estomacales necesarios para la digestión.

Es natural

La sal kosher procede de minas en la tierra o de salinas. Es una variedad de sal que no se procesa como la sal de mesa común, sino que atraviesa un proceso de evaporación a presión atmosférica para formar grandes cristales. No contiene aditivos como yodo y otros químicos.

Fácil de utilizar

La sal kosher es fácil de utilizar en la cocina, pues no se desliza en los dedos y puedes controlar mejor las cantidades a utilizar, aplicándola de forma uniforme sobre los alimentos. Su estructura gruesa y cristalina absorbe la humedad y aporta mucho más sabor a las comidas.

Mejor sabor

Utilizada en menores cantidades que la sal de mesa da mejor sabor. Esta sal se disuelve en los alimentos y se adhiere fácilmente a ellos.

Incluso se puede reducir a la mitad la cantidad de sal a utilizar en las recetas si utilizas sal kosher. Esto se traduce en mayores beneficios para la salud, ya que no incrementará la presión arterial.

¿Cómo utilizarla?

Debes tomar en cuenta que su sabor equivale al doble del de la sal común, por lo que en las recetas debes reducir a la mitad la sal utilizada o indicada.

Esta sal también absorbe mayores cantidades de agua que la sal común por lo que tendrás que añadir más agua o líquidos a la receta que estás preparando.

Una de las mayores desventajas al utilizar la sal kosher es que cada marca tiene un tamaño de grano diferente y las cantidades a utilizar son diferentes. Por esta razón lo mejor es escoger una única marca de sal kosher y definir las cantidades a utilizar a través del ensayo y el error.

Contraindicaciones

  • A pesar de aportar menores cantidades de sodio que la sal común, debes utilizarla tomando en cuenta los requerimientos de sodio de tu organismo. Una persona adulta necesita 2300 mg de sodio al día, esta cantidad se encuentra en una cucharadita de sal común; la sal kosher solo aporta 1800 mg, sin embargo, esto no implica que debas utilizarla en exceso.
  • Si padeces de hipertensión, consulta con el médico el uso de este nuevo tipo de sal en tu dieta.
  • Si padeces de hipotensión o de cualquier afección que afecte los niveles de sodio en tu organismo, consulta con el médico antes de utilizar la sal kosher.
  • Si padeces de hipotiroidismo debes consultar al médico, pues la sal kosher no contiene yodo.

Fuente:

(1) https://es.wikipedia.org/wiki/Sal_kosher
(2) https://www.miarevista.es/salud/articulo/los-9-increibles-beneficios-y-usos-de-la-sal-kosher-501494486836
(3) http://secretodebelleza.ru/salud/salud-y-bienestar-2/4857-9-increbles-beneficios-y-usos-de-la-sal-kosher.html
(4) https://www.clorurodesodio.org/sal-kosher/