Saltar al contenido

Propiedades de la guásima

propiedades de la guasima
Propiedades de la guásima
5 (100%) 1 vote

La guásima o guásimo es un árbol con diversas propiedades medicinales y favorables para nuestro organismo. Se utilizan sus mucilagos, corteza, hojas y frutos para aliviar hemorroides, aportar belleza al cabello, tratar diarreas y resfriados, problemas renales e inflamaciones.

¿Qué es?

Su nombre científico es Guazuma ulmifolia y es un árbol de tamaño medio que pertenece a la familia de las malváceas y es nativo de América tropical continental e insular, puede encontrarse en terrenos yermos y cultivados, bosques secundarios y a las faldas de las colinas.

Este árbol es muy ramificado y puede crecer hasta alcanzar los 20 m de alto. Tiene un tronco de hasta 60 cm de diámetro cubierto de corteza gris. Su sabia es incolora y mucilaginosa, se emplea en diferentes remedios para tratar afecciones.

Sus hojas son simples y alternas, de borde aserrado y forma oblonga, alcanzan los 12 cm de largo. Produce flores agrupadas en inflorescencias axilares, tienen 5 pétalos de color blanco-amarillento.

El fruto de esta planta es una capsula negra o purpura al madurar.

Composición química

En las diversas partes de este árbol se han detectado una gran variedad de sustancias de interés. En las hojas se han detectado cafeína y metabolitos taninos. En su corteza se presentan taninos y alcaloides triterpeno.

Propiedades

Esta planta cuenta con diversas propiedades medicinales, entre las que destacan propiedades antiinflamatorias, depurativas, aperitivas, digestivas, lipolíticas, sudoríficas, tónicas y vulnerarias.

Contra el VIH

Esta planta rica en metabolitos taninos no solo protege de los radicales libres sino que puede combatir ataques microbiológicos. Tiene una potente actividad contra la replicación del VIH en nuestro organismo.

Antibiótico y antimicrobiano

La tintura y el extracto etanólico-acuoso de las hojas tiene actividad contra las bacterias Staphylococcus aureus, Escherichia coli, Bacillus subtilis y Shigella dysenteriae en estudios in vitro. También presentó una gran actividad citotóxica contra células de carcinoma humano CA-9KB, en estudios in vitro.

Puede combatir la gripe y otras enfermedades infecciosas como resfriados, malaria, sífilis, gonorrea, elefantiasis, tos, asma, sarampión, bronquitis y fiebre.

Para la piel

El mucilago se aplica sobre la piel para aliviar las quemaduras y la decocción se ha aplicado sobre las hemorroides con éxito por sus propiedades emolientes y astringentes.

Se utiliza también para tratar contusiones y golpes y para aliviar fracturas e inflamaciones causadas por el reumatismo. Se aplica el cocimiento de la corteza para tratar estomatitis, piodermia y lepra. Se aplica para tratar erupciones, granos, llagas, mordeduras de animales ponzoñosos y comezón.

En estos casos se aplica el cocimiento de la corteza, las hojas o el fruto para dar baños o lavados, o bien, se aplica la savia directamente.

Para la mujer

Se utiliza en caso de trastornos ginecobstétricos o enfermedades venéreas. Se utiliza como coagulante en caso de hemorragias en parturientas o hemorragias vaginales, en caso de dolor de vientre o menstrual y dismenorrea. Se utiliza para para estimular el parto y expulsar la placenta y para tratar la infección o inflamación de la matriz y ovarios,

Diversos la incluyen en su terapéutica, por vía oral. Se emplea como coagulante en casos de hemorragias por calor en las parturientas o hemorragia vaginal, en caso de menstruación irregular

Contra la alopecia

El mucilago se puede aplicar sobre el cabello para embellecerlo, nutrirlo e impedir su caída.

Diurético

Se emplea la decocción para aliviar problemas renales y hepáticos por sus propiedades diuréticas y depurativas. Para tratar el mal de orín se emplea la decocción de las hojas o se deja remojando la corteza en un vaso de agua durante la noche y se consume en ayunas al despertar.

Para la diarrea

Puede aliviar la diarrea o disentería.  Puede aliviar el empacho si se consume el cocimiento de la corteza o las hojas o el agua donde se han macerado.

Para la diabetes

Se utiliza para para tratar la diabetes tipo 2. Esta afección causa elevaciones de la glucosa en sangre y si no se controla puede causar gangrena, ceguera y amputación de pies y piernas.

El consumo de esta planta reduce los niveles de glucosa evitando desenlaces graves. El consumo de la infusión también favorece la metabolización de los alimentos y la cicatrización de heridas, beneficios muy recomendables para quienes padecen esta enfermedad.

¿Cómo se utiliza?

Puede comprarse en tiendas web y en herbolarios especializados. Para tratar la diabetes se prepara de la siguiente forma:

Mezcla un litro de agua con 5 frutos secos de guácima y un trozo de corteza. Deja hervir por 5 minutos y deja reposar. Esta agua debes consumirla como agua de uso caliente o fría.

Recuerda analizar tu glucosa antes de empezar le tratamiento y luego de una semana para notar la mejoría.

Para disfrutar de otras propiedades medicinales se recomienda hervir en un litro de agua hirviendo por 10 minutos 2 cucharadas de corteza, hojas o corteza de raíz trituradas finamente. Deja reposar y consume tibio de dos a 3 veces por día.

Contraindicaciones

  • No debe consumirse si se padece de irritación estomacal. Si se desea consumir debe tomarse con jengibre o cúrcuma para reducir la irritación estomacal.
  • En grandes cantidades puede causar diarreas y vómitos.
  • No debe tomarse durante en el embarazo y durante la lactancia.

Fuente:

(1) https://es.wikipedia.org/wiki/Guazuma_ulmifolia
(2) https://cenicsalud.jimdo.com/plantas-medicinales/el-guazimo-o-mutamba/
(3) http://floradobrasil.jbrj.gov.br/2012/index?mode=sv&group=Root_.Angiospermas_&family=Root_.Angiospermas_.Malvaceae_JUS&genus=Guazuma
(4) http://www.sld.cu/fitomed/guasima.htm
(5) https://www.aboutespanol.com/el-guasima-un-remedio-natural-para-la-diabetes-3417718